.

Cuándo debe sospechar de la enfermedad de cisticercosis

Si presenta desmayos; convulsiones; movimientos involuntarios de la cara, brazos o piernas, dolor de cabeza fuerte y persistente y expulsa gusanos planos y blancos durante las deposiciones, podría estar frente a  un cuadro de neurocisticercosis.

 

Contrariamente a lo que se piensa, la cisticercosis, conocida popularmente como "triquina", es causada por las larvas de la tenía solitaria y no por el parásito en sí. Estas larvas quedan en el humano al momento que este evacúa, no se lava las manos y se lleva comida a la boca. En otros casos, con estas manos contaminadas manipula alimentos que luego son consumidos por otras personas.

Los huevecillos se alojan en el cerebro y pueden crecer hasta alcanzar el tamaño de una pequeña uva permaneciendo así hasta varios años. Solo cuando se presentan los síntomas antes mencionados y es diagnosticada mediante pruebas clínicas especializadas, el indivuduo se entera de la enfermedad.

La mayoría de los casos la enfermedad tiene tratamiento, algunos requieren medicamentos para controlar las convusiones y matar los parásitos, en otros puede ser necesario someter al paciente a una intervención quirúrgica.

Recomendaciones:

  • Use siempre los servicios higiénicos o letrinas para hacer sus deposiciones.
  • Lávase bien las manos después de ir al baño y antes de manipular alimentos.
  • Evitar que los cerdos estén cerca y puedan comer deposiciones humanas.